Píldoras musicales (I). Mahler – Rückert: Arcano es todo, menos nuestro dolor

Friedrich_Rückert.

Retrato de F. Rückert realizado por Gemälde von B. Semptner en 1876 (diez años despúes de la muerte del poeta).

En 1833, el poeta alemán Friedrich Rückert perdió a sus dos hijos menores. Los pequeños, un niño y la única niña de la familia, murieron de escarlatina con apenas quince días de diferencia. Durante los seis meses siguientes, el poeta escribió cuatrocientos veinticinco poemas (no, el número no es erróneo: cuatrocientos veinticinco poemas en seis meses) a modo de duelo personal con el que, más que entender o expresar su dolor, necesitaba desesperadamente contárselo a sus propios hijos. No tenía ninguna intención de publicarlos, simplemente los guardaba en un cajón; fue su esposa, una vez fallecido Rückert, quien entregó los poemas a su editor, que los publicó bajo el titulo de Kindertotenlieder (Canciones a los niños muertos).

En 1904, Gustav Mahler compuso un ciclo de lieder (poemas musicados para voz y acompañamiento, en este caso una orquesta) tomando cinco de los poemas de Rückert. Para ello, Mahler se sirvió del idioma posromántico y su juego extremo de texturas, colores y estructuras, que resquebrajaría los puntos de unión con toda la tradición musical anterior (y será el punto de partida de toda la experimentación musical que vivirá el siglo XX).

El tercer lied está construido en torno al poema Wenn dein Mütterlein (Cuando tu madre…), describiendo un instante trivial (como tantos otros de la rutina diaria) que se torna horrible ante la ausencia de esa niña pequeña.

Cuando tu madre

viene hacia la puerta

y giro la cabeza

para observarla,

mi mirada no se dirige

primero hacia su rostro,

sino al lugar, cerca del umbral,

donde tu carita solía asomarse.

Cuando tú, radiante de alegría,

entrabas también, mi hijita.

emil_orlik_gustav_mahler_1902.jpg

Detalle del Retrato de Gustav Mahler, de Emil Orlik (Viena, 1902)

El lied comienza con un juego de voces bellísimo (que tiene varias conexiones con la obra de Bach, uno de los compositores que mejor ha sabido musicar el dolor; pero eso lo dejaremos para otro día…) entre instrumentos de viento: oboe, corno inglés, flautas y fagot. Sobre esa conversación va a apoyarse el barítono cuando entre con el texto. Sin embargo, a pesar de la belleza, la canción nos suena ligeramente siniestra: Mahler no usa la familia de cuerdas.

Por tradición, las cuerdas son la base de la orquesta sinfónica: el violín lleva la melodía, la viola lo acompaña, el cello y el contrabajo se encargan de los graves. El resto de familias (vientos y percusión) toman a veces el protagonismo, pero por lo general adornan y complementan a las cuerdas. Una orquesta sin violines ya le resulta extraño a nuestro oído, aunque sea de manera inconsciente; Mahler decide subrayar esa falta al prescindir de toda la la familia. Sólo conserva los cellos para la base de los graves, y las violas aparecen momentáneamente cuando el poema habla directamente con la niña, como si quisieran señalarnos a la personita a la que guardan luto con su silencio, sus arcos quietos y sus instrumentos bajados. ¡Oh, tú, pedacito de tu padre! / ¡Qué pronto se ha extinguido mi alegría!

Al eliminar de la orquesta aquellos sonidos que conforman su centro, Mahler está creando también una ausencia musical. Y obliga a los instrumentos de viento, de sonidos y colores más oscuros, a sustentar la música.

Cuatro años después de escribir el ciclo Kindertotenlieder, Mahler perdió a su hija María, de tres años, también de escarlatina. El compositor siempre se sintió culpable y fue una de las causas de la depresión que sufrió durante sus últimos años de vida. Creía que, al haberse puesto en el lugar de un padre que pierde un hijo, había bromeado con el Destino, que se había tomado la revancha.

Leonard Bernstein (uno de los directores que mejor ha entendido a Mahler, siendo sus grabaciones de la obra del compositor un verdadero referente), a cargo de la Filarmónica de Viena y con Thomas Hampson como solista, interpretan la pieza:

(El verso del título de esta entrada pertenece al poema Último canto de Safo, de Giacomo Leopardi).

Anuncios

Así son nuestros talleres de escritura…

Taller de dibujo e ilustración



Descripción

Este taller lo imparten dos artistas en continua evolución, dedicadas a la Ilustración y las Artes Plásticas, y tiene como objetivo principal mejorar y despertar las capacidades creativas y las habilidades artísticas de aquellas personas que deseen adentrarse, avanzar o simplemente explorar el mundo del arte. Te ayudaremos a despertar el artista que llevas dentro, haciendo que cada clase sea una experiencia nueva.

¡VAMOS A CREAR UNA RED DE PERSONAS
QUE DEN AL ARTE EL VALOR Y EL ESPACIO QUE SE MERECE!

Destinatarios
Tanto si tienes conocimiento previo en la materia como si deseas empezar de cero dentro del Dibujo o la Ilustración, este taller sin duda está hecho a tu medida.

* El curso también está pensado para aquellas personas que vayan a presentarse a las pruebas de acceso en Centros Artísticos Educativos.

Objetivos/Contenido
DIBUJO
– Aspectos fundamentales del dibujo (Encaje, proporción, línea, espacio, luz, volumen…).
– Análisis de la imagen y su contexto.
– La figura humana.
– La perspectiva.
– El color y su uso.

ILUSTRACIÓN
– Composición de las imágenes.
– Uso de técnicas mixtas.
– Narrar con imágenes.
– De la imaginación a la realidad.
– Salir del estudio.

Monitoras
Carmen Larios, Licenciada en Bellas Artes e Ilustradora profesional (carmenlarios.com) y Sandra Carmona, Graduada en Educación e Ilustradora profesional.

Duración de clases
Las sesiones del taller tienen una duración de 120 minutos, en las que se combina teoría y práctica.

Lugar y horarios
El taller tiene lugar en calle Comedias nº 9, los martes en horario de tarde (18:00 a 20:00). Se imparte de septiembre a junio.

Precio
El taller de dibujo e ilustración tiene un precio de 60 € mensuales. No es necesario abonar matrícula.

Inscripción e información
Solicita tu inscripción o más información en Librería Proteo (Puerta de Buenaventura, 3) o escríbenos al correo hola@mitaddoble.com, en twitter @mitaddoble o por whatsapp al 608 550 984.

Radio teatro: Los fistros de Tetis

Estos dos señores tan serios, Daniel Henares y Augusto López, escribieron y grabaron “Los fistros de Tetis”, el relato de ciencia ficción más malaguita del universo. Grabado por Celia Bermejo en los estudios de la emisora de radio Onda Azul Málaga para el programa “Málaga al día”.

Podéis escucharlo en este enlace:

Ir a descargar

 

Radio teatro: Cantinela

Volvemos con un nuevo texto al programa “Málaga al día”, en la emisora de radio Onda Azul Málaga. En esta ocasión, con un espléndido relato escrito por nuestras alumnas del taller de escritura creativa Sole Fortuny y Elisabeth Torres, que también ponen sus voces. Grabación realizada a cargo de Celia Bermejo.

Puedes escucharlo aquí:

Ir a descargar

 

Radio teatro: Por encima de todo

Laura Moreno y Lourdes Bermúdez, alumnas del taller de escritura creativa de Mitad Doble, escribieron y grabaron en los estudios de Onda Azul Málaga este estupendo relato que nos habla de unas vacaciones ardientes en primera línea de playa. La grabación corrió a cargo de Celia Bermejo.

Podéis escucharlo en este enlace:

Ir a descargar

 

Taller literario de ciencia ficción y fantasía

Descripción
Taller ideado para aficionados a la ciencia ficción y la fantasía que quieran comenzar a escribir o mejorar su forma de hacerlo. Estará centrado principalmente en la elaboración de relatos cortos.

Estructura y secciones:
La estructura del taller es dinámica y participativa, con la idea de crear un espacio donde se pueda desarrollar libremente la invención y la fantasía entre todos. Es un taller que se adapta a sus alumnos, donde todos cuentan y cada sesión es original y diferente.

Sus secciones habituales son:

  • Lectura de textos de la clase anterior por parte de los alumnos.
  • Apreciaciones y debate.
  • Exposición de la parte teórica.
  • Ejercicios para la siguiente clase.

Aspectos teóricos
En el taller se trabajan: estructura narrativa, diálogos, tiempo y espacio, retórica, ritmo y estilo, revisión del texto y diversas técnicas narrativas. Haciendo hincapié en las técnicas más usadas en ciencia ficción y fantasía.

Las prácticas serán principalmente la elaboración de relatos cortos según el ejercicio expuesto en la clase anterior.

También se incluye el análisis de textos de los principales autores de los géneros tratados, para conocer su obra y posibilitar el aprender de ella.

Destinatarios
Personas atraídas por en el universo literario y que sientan predilección por los géneros de ciencia ficción y fantasía.

Objetivos
Desarrollar la capacidad creativa a través de técnicas grupales, consolidar y regularizar el hábito de escribir, aprender técnicas narrativas y teoría literaria para que sirva de apoyo a la práctica y, por último, crear el hábito de corregir los textos producidos.

[Para incentivar la publicación de textos de nuestros alumnos y alumnas, hemos creado la colección editorial Micronovelas, donde se experimenta y protagoniza en primera persona el proceso de edición en papel de un texto.]

Duración de clases
Las sesiones del taller tienen una duración de 120 minutos, en las que se combina teoría, lectura, debate y prácticas.

Monitor
El taller de ciencia ficción y fantasía es impartido por Daniel Henares, escritor en proyección y conocedor del género. Puedes visitar su blog, donde se alojan algunos de sus trabajos.

Lugar y horarios
El taller tiene lugar en calle Comedias nº 9, dos miércoles al mes (periodicidad quincenal), en horario de tarde (18:00 a 20:00). Se imparte de septiembre a junio.

Precio
El taller de ciencia ficción y fantasía tiene un precio de 25 € mensuales, que incluye todo el material didáctico que se requerirá a lo largo del mismo. No es necesario abonar matrícula. Se puede asistir a una clase para probar, sin compromiso.

Inscripción e información
Solicita tu inscripción o más información en Librería Proteo (Puerta de Buenaventura, 3) o escríbenos al correo hola@mitaddoble.com, en twitter @mitaddoble o por whatsapp al 608 550 984.

Moisés Vallejo

Moiśes Vallejo Aranda, Málaga, 1982.

Duermo poco, muevo mucho las manos cuando imparto clase y tengo la manía de mirar hacia abajo en las conversaciones; pero lo hago sin querer, no se lo tome a mal.

Soy experto en leer. No, en analizar lo que leo no: nunca me entero de nada y me gusta casi todo, no tengo filtro. Pero concentrarme en cualquier lugar o situación, eso se me da genial: tumbado en la cama o el sofá, mientras cocino, en el bus o el metro, caminando, sentado en una caseta en mitad de la feria… Yo ahí, en mi libro, nada me estorba. El cine se me da igual de bien: me siento con la espalda recta y casi ni parpadeo durante la proyección. Ah, y me siento en mi butaca, como tiene que ser: ¿no le da rabia entrar en la sala y que haya alguien en su asiento? ¿Qué le cuesta a la gente mirar la entrada y ver dónde tienen que sentarse? ¡Si querías otro lugar, haberlo pedido en taquilla! No, en serio, ¿qué le pasa a esa gente?

Toco la guitarra desde pequeño, he interpretado con varias agrupaciones diferentes estilos y, desde hace diez años, soy profesor de guitarra clásica y eléctrica en una Escuela de Música. Pero vamos, cada vez que me llaman “guitarrista”, “músico” o “profesor” me da la risa floja, no me lo creo ni yo. Escucho música varias horas al día, y continuamente necesito reflexionar sobre ella, encontrar nuevas conexiones que me permitan disfrutarla más. A pesar de la vergüenza, me gusta dar clase: explicar los contextos, la historia, la estética, pero tambien lo que hacen nuestros sentimientos y pasiones con toda esa teoría. Al final de cada clase me digo a mí mismo que soy un egocéntrico por pensar que transmito algo a mis alumnos y creer que mis opiniones merecen ser escuchadas por los demás. Y así llevo mi trabajo, con alegría.

Estudiaba el último curso de Guitarra en el Conservatorio Superior de Málaga y también Historia del Arte por la UNED. ¿Cómo, que cuándo pienso acabar alguna de las carreras? ¡Cuidado, detrás de usted! (Sale corriendo).

Como moscas, de Marga Dorao

Atontados como las moscas en otoño Dos gotas y salen todos los ineptos inútiles inadecuados inhóspitos innato inanición A veinte por hora Moscas que chocan contra la pantalla de la lámpara del salón La roja Que no me gustaba nada Por qué la compraste Era horrible Moscas en otoño zigzagueando No como las golondrinas que vuelan recto y en picado y el mar las llama Me gusta el mar pero luego no voy Por qué no voy Es la falta de costumbre Me gusta pero igual no tanto Si tanto me gustara iría más O no Es bonito el mar No sé por qué no voy más Me pasa con tantas cosas Museos Por qué no voy Siempre con miles de exposiciones pendientes y no voy A veces sí a veces no Por rachas Regálame este cuadro No puedo es de mi madre ya lo te he dicho cincuenta veces Por qué siempre me dices lo del cuadro Es de mi madre Anda Regálamelo No puedo Es de mi madre Vaya Pero si ya lo sabes Y lo del teatro A ver si voy también Hace un siglo que me lo dijo daniel y no le volví a llamar Pero lo haré Claro Como aquellas dos veces que fuimos a eso que no recuerdo bien cómo se llamaba de madrid Por la riviera Qué era Lo buscaré Era gracioso pero no recuerdo el concepto bien Sí recuerdo que me gustaba y no volví nunca

NUNCA

Nunca no es jamás No tiene por qué serlo Nunca es ahora no Pero mañana pueden cambiar las cosas y con jamás no Jamás es jamás Ahí no hay nada que hacer Nada que hacer cuando llegue Nadie con quien hablar porque no conozco a nadie Y seguro que empiezo a contarle mi vida a cualquiera Como me pasa con marián y elena Aunque las conozco desde hace tanto Pero me miran así sin contestar como esperando más y yo voy y les regalo la información que no me han pedido explícitamente Pero sí con los ojos o jugando sin querer con mi incomodidad hacia el silencio con ciertas personas Que con otras es maravilloso el silencio La soledad acompañada le decía carmen posadas Maravilloso era contigo callar o hablar o cualquier cosa Qué alto el pedestal en el que te he puesto Ya basta Ya subo yo Baja que estoy harta ya Cansada Y la manía que tienen ciertas personas de dar consejos cuando no se les ha pedido Que pase página ya Claro Si tú hubieras tenido en tu vida medio Sólo medio silencio de esos de los cómodos con alguien De qué me ibas a estar diciendo esto con tanta ligereza Me imagino volver a hablarte y sería algo así como Por qué has dicho eso y yo diría No sé y entonces tú mirarías hacia abajo y No Borra eso Yo no diría no sé porque entonces se generaría un silencio de los incómodos y eso No Yo diría sí lo sé y tú también y basta ya de tonterías Y aquí el problema está en las malditas canciones de amor Qué daño nos han hecho Todas ellas Qué gran problema las canciones de amor Que nos las hemos creído todas a pies juntillas Qué estupidez Pero de las gordas Es como decía mi terapeuta Que siempre me reía de sus ocurrencias Hay que amar con corazón de mujer No de niña Que las niñas lloran cuando escuchan canciones tontas y no es así como hay que afrontar las cosas Hombre y Qué cierto es La verdad Tengo que pedir hora Me había olvidado No te olvides de pedir hora Ya voy llegando y no quiero Qué lenta va hoy la ciudad Como las puñeteras moscas de otoño Qué interminable el camino hacia un sitio al que para colmo no quiero ir Si es que por qué no me doy la vuelta y ya está Date la vuelta Nomás si fuera argentina diría eso Ché Date la vuelta nomás Piba y me la daría Pero no lo haré Porque hay que hacer esfuerzos y eso dicen Qué se yo Hay que Hay que Qué demonios quiere decir Hay que Será tienes que Hay que es para cualquiera Y si no me quiero dar por aludida qué Pues eso Hay que hacer esfuerzos Y ahí andamos Nomás como moscas Y ahí andamos Nomás como moscas Y ahí andamos Nomás como moscas en otoño Pegándonos contra las lámparas coloradas del pasado.

Radio teatro: El caso de la silla eléctrica

Volvemos con un nuevo texto al programa “Málaga al día”, en la radio Onda Azul Málaga. En esta ocasión, con un apasionante mini relato policíaco escrito por nuestras alumnas y alumnos del taller de escritura cretiva Elisabeth Luque, Lourdes Bermúdez, Laura Moreno, Esperanza Liñán, Sole Fortuny y Daniel Henares, “El caso de la silla eléctrica”. Con la voz de Laura Cerezo y la grabación de Celia Bermejo.

Podéis escucharlo en este enlace:

Ir a descargar