Talleres literarios

Hace unos días me encontré con un viejo amigo. Él es un escritor que no cree en las musas y se aplica a su trabajo con disciplina. Frente a la pantalla del ordenador, no deja pasar un día sin buscar la palabra exacta y jugársela en cada párrafo. Tras ponernos al día en nuestras cuitas y entre café y café la conversación, como era natural, derivó hacia la Literatura.

Hablamos de libros y autores, del último premio Nadal, de los monstruos editoriales que están surgiendo, del propio acto creativo y también de los talleres de escritura. Es curioso, nunca antes habíamos hablado sobre este asunto y la postura de mi amigo me sorprendió. Él defiende que el acto de escribir es un proceso solitario en el que no hay cabida a los grupos de personas; que nadie nos va a enseñar a escribir, porque la escritura es algo que se aprende en la esfera íntima y que la figura de un profesor, encorsetando lo que está bien y lo que está mal, limita la creatividad.

talleres literarios malaga

Mi amigo tiene razón pero se equivoca en muchas cosas. En un taller de escritura no se estudia; en un taller se participa. Los miembros del grupo sienten la necesidad de reunirse con otras personas que comparten sus inquietudes; tratan de encontrar juntos la fórmula que a cada uno le funcione en el acto solitario de escribir y realizan propuestas, unos a otros, con el afán de desarrollar la inventiva. Así, el profesor no actúa como tal. El profesor se convierte en un guía que no pone límites a los alumnos, porque la escritura no tiene reglas fijas y en ella nunca te gradúas. En un taller de escritura aprendes a desarrollar lo que se llama la mirada del escritor, a no tener miedo a la opinión de los demás, a generar ejercicios y propuestas y a que todo cuanto nos rodea puede ser utilizado para la próxima narración.

Mi amigo es un buen escritor y siempre está abierto a valorar nuevas propuestas. Me ha prometido que asistirá a uno de los talleres de escritura que imparte Mitad Doble. Estoy seguro de que no le decepcionará.

Texto y fotografía de Juanjo L. Gallego, colaborador de Mitad Doble.

Anuncios

Publicado el 4 mayo, 2015 en Blog y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: