Las zapatillas nuevas, de Silvana Centurión

20160118_171846

Desde pequeña me ha gustado correr. Aún recuerdo mis primeras zapatillas nuevas; en mis quince años, mis padres se la veían de colores para festejar mi cumple: celebrarlo con una fiesta majestuosa  y vestirte de princesa por un día era casi una obligación, con la teoría de que dejas de ser adolescente y pasas a ser mujer. Yo odiaba eso, así que pacté con mis padres la fiesta que era imposible en ese momento de celebrar, ya que estábamos en un estado llamado  “carencia”: carencia de ropa, comida, de todo lo que se comprara con el vil metal.
El trato era liberador para ellos y gratificante para mi, era absurdo gastar un dineral que no teníamos: no era lógico.
-Trato hecho, ve a la tienda  y escoge las zapatillas que tanto quieres.
Aquella imagen no sé me borrará jamás, mis hermosa deportivas blancas, mi pasión por correr era más fuerte que una vanidosa fiesta hipócrita, así que calcé mis zapatillas y eché a correr libre de estúpidos propósitos y costumbres humanas.

(Ilustración de Augusto López)

Anuncios

Publicado el 28 enero, 2016 en Blog, Textos de alumnas/os y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: