Microcuentos reales sobre el amor verdadero, por Laura R.S.

cupido

  • DESCRIPCIÓN GRÁFICA DEL PARAÍSO.

Paula llega a casa después de estar cinco días fuera, cuando está en la cama Diego la abraza y el gato se estira encima de su barriga, entonces Dios desciende del cielo y le dice: “Eso que estás sintiendo dentro del pecho que te provoca tanto placer y te dibuja una sonrisa de oreja a oreja se llama gozo. Es una emoción positiva que llega para sumar en tu Felicidad. No la olvides”.

Paula se queda dormida dando gracias por la suerte que tiene.

  • NO HAY POR QUÉ DESHOJAR MARGARITAS.

-¿Me quieres?- pregunta Pepe.

-Si, te quiero.- contesta Adrián

-¿Para qué?- contraataca el primero.

Sereno y sonriente vuelve a contestar el segundo:

-Para divertirnos, para vernos crecer, para compartir, para llevar a cabo nuestros proyectos, para bailar, para nunca dejar de hacernos cosquillas, para celebrar los triunfos y apoyarnos en los fracasos, para hablar de todo y nada hasta las tantas de la mañana, para hacer el amor, para vaciarnos en nuestra preciosa intimidad, para formar una familia…

  • Y LLEGARON LOS CELOS…

El fin de semana pasado estuvimos en la feria con toda la pandilla, lo pasamos genial y allí pude experimentar por primera vez en la vida los famosísimos celos. Estabamos en la cola para comprar algodón de azúcar y María me contaba lo sucedido esa semana con uno de sus alumnos, mi novia estaba más alante haciendo el indio con Jesús y los niños cuando se acercó uno de los chicos que allí trabajaba. Portaba una reluciente sonrisa, 1 metro 80 de estatura, hombros y brazos fuertes, el bronceado perfecto y se puso a hablar con ella, en ese momento tuve la impresión de que la feria entera quedaba sumida en el silencio y todo el mundo presente observaba la escena. Por un segundo pude imaginar la guapisima descendencía que saldría de tal combinación, una prole de bebés sanos y llorones e infantes superdotados de ojos verdes, piel morena y dientitos perfectamente colocados, ¡qué abrumador! Incluso para mí aquello era demasiado, yo misma que hacía una horas me jactaba de lo liberada, feminista, empoderada y progre que me siento estaba recibiendo una prueba por parte del Universo, con una expresión de respulsión y un dolor punzante en el abdomén pensaba: “mi autoestima no está tan fuerte como para soportar este peso.”

Mi novia sonreía mientras escuchaba hablar al chaval que no creo que pudiera imaginarse que unos metros más atrás yo le lanzaba dardos fulminantes con la mirada y fue gracias a su sonrisa que lo comprendí todo en ese preciso momento. Acaso, ¿no había caído yo rendida ante esa misma sonrisa? Negarsela al mundo era negarmela a mí misma, sólo ella decide cuando y ante quien. Acaso, ¿no me había maravillado tiempo atrás al observar su capacidad para mostrarse cercana a las personas? ¿No di gracias al conocernos porque pudiesemos hacerlo sin juicios ni máscaras ni disfraces ya que así vino a mostrarse?

“No me extraña que se haya acercado a ella, es todo Luz.”

El ruído de la feria de nuevo colmaba el ambiente, el chico volvió a su puesto quizá un poco decepcionado, el mundo siguió girando y yo me reía de mí misma en una sonora carcajada.

  • MONOGAMIA Y OTRAS FANTASÍAS SEXUALES.

¿Cómo saber si la monogamía es lo más sano sin haber probado lo contrario? La insoportable ceguera de lo impuesto, es inverosímil pensarnos monógamos por naturaleza. Así pienso pero vivo de otra forma. Sincera y llana os confieso que no me apetece acostarme con otras personas, me da una pereza brutal tan sólo el pensar en desnudar otros cuerpos y otras emociones. Si me apeteciera sería una carta más encima de la mesa.

¿Se puede pensar de una manera y actuar de otra diferente? Sí, soy feliz en la incoherencia. Hay vida más allá de la contradicción, doy fe.

  • LOS ENFADOS ÚTILES.

Después de casi un lustro conociéndose, Sofía y Saúl habían comprendido y aceptado un par de cosas el uno del otro. Incluso se habían acostumbrado a enfadarse de vez en cuando, sus conflictos actuales ya no tenían nada que ver con aquellos que se daban en los primeros años de la relación. Apenas recordaban ya esos dramáticos momentos en los que parecía que ceder sería el fin de la personalidad y el carácter propio de cada uno. Nada que ver, ahora usaban la comunicación compasiva para aceptarse, reconocían sus sentimientos desde la calma, expresaban las necesidades propias con paciencia y cariño, en las disputas se observaban como un reflejo, querían aprender de todo aquello y ante todo querían seguir juntos por eso habían comprendido la útilidad de los conflictos y gracias a éstos podían oxigenar su relación, simplemente habían madurado y habían decidido hacerlo juntos cada cual a su ritmo, con dos banderas ondeantes en el tejado de su casa, la primera bordada con respeto, la segunda clamaba libertad.

  • LOS DEFECTOS QUE ELLA AMABA.

En la primera cita que Juan y Ana tuvieron a él le costó sonreír, no porque no quisiera, que de hecho quería ya que estaba absolutamente maravillado por poder compartir ese tiempo con ella, simplemente se había acostumbrado a ocultar un diente que tenía trasversalmente partido y con más razón el segundo día que pasaba con Ana puesto que intentaba conquistarla. Ana por su parte comprendió tiempo después lo que sucedía en aquel momento y le hizo saber a Juan que aquel diente fue precisamente el motivo por el que se fijo en él, fue por ese diente roto por lo que comenzó a observar su boca, sus facciones, su pelo, sus manos cuando se acomodaba el pelo y no mintió cuando le dijo que se sintió absolutamente atraída hacía su cuerpo y deseaba tocarlo. También le había gustado reconocerlo vulnerable hasta ese punto y le hizo saber que el roto era su diente preferido.

Anuncios

Publicado el 16 mayo, 2016 en Blog, Textos de alumnas/os y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: