Elisabeth Luque

3F54DAB434B24095AE0067EEA5846CCB

Los sueños

Despiértame mañana, si puedes. No esperes que cierre los ojos, pues sueño con ellos abiertos. Cuando lo hago ni siquiera parpadeo, pues las pestañan difuminan el deseo. Apriétame el brazo cuando vaya hacia ellos, pues a veces no vuelvo. Y si a la mañana no brilla el sol, será porque no aparecieron. Y aunque por dentro existan, cuando los sueltas se van lejos. Hay que concentrarse fuerte para mantenerlos. Y si se cumplen, sentirás que no son ellos, que cambiaron en el empeño. Otras, se duermen contigo y se esconden muy adentro, pues el miedo ocupa tanto que se empujan entre ellos. Dicen que a ratos hablan, pero pocas veces se oyen, pues el temor les corta la lengua. Y yo, con saliva los pego, porque no me atrevo a dejar de verlos, porque si no sueño, me duermo, porque mis suspiros los soplan ellos.

Textos
Delirio estacional
Wood green

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: