María Jesús Ríder

fotos 13-07-2015 004

Certeza
Se fue despacio y en silencio para no despertar ni a su frustración. A esas horas de la
noche en las que sus sueños parecían reales, antes que el amanecer la devolviera al
instintivo movimiento de la marioneta en que se había convertido, antes que el lastre
del amor la confundiera y los alfileres de su almohada agudizaran su insomnio.
Le dio tres vueltas a la llave y luego se arrojó al mar para escapar de los miedos que
encadenaban sus sueños.

Textos
Como muñecas de papel
Oscuro satén

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: