Archivo del sitio

Taller de iniciación a la escritura creativa

Descripción
Todos somos creativos y tenemos algo que contar. En algún momento de nuestra vida hemos sido narradores. Desde la infancia, en alguna ocasión hemos sido capaces de contar una historia: la vez que se nos cayó un diente, el día que aprendimos algo importante en el colegio, un capítulo de nuestros dibujos animados favoritos, un chiste, una mentira, un secreto… ¿Quién no se ha visto alguna vez en una situación parecida?

Destinatarios
Está dirigido a cualquier persona con imaginación a la que, es posible, le cueste un poco coger papel y boli. Por miedo, por vergüenza, porque creemos que no tenemos nada interesante que decir o porque pensamos que para escribir hace falta ser un genio. Pues en este taller vamos a conseguir que todos esos “porqués” desaparezcan.

Objetivos
Mediante técnicas de motivación y animación, pretendemos desarrollar el talento creativo y demostrar que el hábito de escribir puede ser adquirido por cualquiera con ganas de aprender.
Encauzar la creatividad innata que todos poseemos.
Afianzar la autoestima, fomentando tanto el trabajo individual como el colectivo.

[Para incentivar la publicación de textos de nuestros alumnos y alumnas, hemos creado la colección editorial Micronovelas, donde se experimenta y protagoniza en primera persona el proceso de edición en papel de un texto.]

Monitor
El taller de novela es impartido por Augusto López, escritor en activo y monitor de talleres de escritura creativa desde 2002. Puedes visitar su blog personal.

Horarios y fechas
La duración del taller es de septiembre a junio.
El taller tiene lugar en la tercera planta de la librería Proteo (Puerta de Buenaventura, 3), los miércoles, en horario de 18:00 a 20:00.

Precio
El taller tiene un precio de 45 € mensuales, que incluye todo el material didáctico que se requiere. No es necesario abonar matrícula. Se puede asistir a una clase para probar, sin compromiso.

Inscripción e información
Solicita tu inscripción o más información en la librería Proteo (Puerta de Buenaventura, 3) o escríbenos al correo hola@mitaddoble.com, en Twitter @mitaddoble o por WhatsApp al 608 550 984.

Anuncios

“Surrealismo” en el Taller de poesía

Lorca, uno de los mayores exponentes del surrealismo en la literatura. Un gran dramaturgo y un gran poeta de la generación del 27. Por eso, hemos querido rendir homenaje en nuestro Taller de poesía y hemos asignado un significado a unas palabras.

Manzana = Miedo / Rojo = Muerte / Café = Amor

Y aquí el poema escrito por Nathalie:

Yo vengo de la manzana insensata del ensueño,

Piel lunática, sabor envenenado a la reflexión de la luna roja.

Cada mañana, bebo del café que se escapa de mi vientre

El susurro de la quemadura se oye en mitad del bosque

Tranquila, tranquila; repite ella, disparando las nubes

del sabor inseguro

El olor de azabache teje las miradas tiernas del

tiempo que desaparece

Disfrazando la luna roja que comen los párpados

de la noche.

“El pez” práctica del taller juvenil de escritura creativa

Hemos pensado una situación, hemos creado un ambiente dividido por la estructura narrativa. Y después, por un sorteo y tentando a la suerte, hemos repartido unas palabras para construir un texto. El cual han escrito en pareja.

Y aquí el resultado de Mikel y Claudia, alumnos del taller de escritura creativa juvenil que impartimos en la librería Proteo.

El pez nació en una pecera, no sabía que allí pasaría el resto de su vida porque ni siquiera era consciente de que vivía en una burbuja de cristal. Su dueña era ordenada, arrugada y estricta, es más: odiaba los animales. Si mantenía aquel animal con vida era por sus caprichosos nietos. Los cuales se mudarían en dos días y quedaría sola en la casa.

Tenía ganas de que los días pasaran rápidos, deseaba tener su espacio personal sin familia. Opinaba que desde la llegada de sus nietos no había tenido tiempo de estar a su aire sin tener que dar explicaciones a nadie.

En el espejo vio como aquel pez amarillento boqueaba tras su fortaleza de cristal, desordenando la arena del fondo. Se hartó.

En la cocina cogió un vaso de los que utilizaba siempre. Se dirigió a la pecera con el objeto en la mano y el ser empezó a removerse. Sabía que su desagrado era mutuo, pero más que eso, ella sintió odio. La mascota alteraba el orden que ella había establecido en su hogar. Lo ensuciaba todo cuando salpicaba al saltar. Sumergió el vaso en el hábitat, el pez se escabulló una vez, pero a pesar de su edad la mujer conservaba buen pulso y lo cazó. Llevándose el pez a la boca, lo engulló de un solo trago y zumeando se sentó en el sillón.